(+34) 919 993 250 info@nomasendeudamiento.com

Con las rebajas vuelve la trampa de las tarjetas revolving

Bolsamania – Irene Fernández – 29-06-2021. Simulaciones No Más Endeudamiento

Según las últimas cifras publicadas por el Banco de España, en 2020, el número de tarjetas en circulación en nuestro país era de 86,2 millones, lo que supone un 0,68% más que el año anterior, y durante el primer trimestre del año se contabilizaron 1.259 millones de compras con tarjeta en TPVs, y su importe supero los 39.207 millones de euros.

Con la llegada de las rebajas de verano son muchas las grandes superficies y comercios muy conocidos que ofrecen a los consumidores sus propias tarjetas y, aunque el cliente no sea consciente de ello, la mayoría son revolving.

Estas tarjetas bajo la atrayente premisa de que con ellas pueden pagar sus compras de forma aplazada, con gran comodidad y eligiendo ellos mismos la cuota mensual con la que irán amortizando el crédito, pero detrás de estas facilidades se esconden unos costes altísimos, superando los intereses y gastos el 22% anual( El 20% fue el umbral declarado por el Tribunal Supremo para considerarlas usurarias).

Pero la verdadera trampa, es que la combinación de altos tipos de interés y cuota muy baja, puede hacer que la deuda se retroalimente con los intereses y gastos y no se amortice nunca.

Pongamos un ejemplo, si financiamos una compra de 1.000 euros y una cuota mensual de 18 euros y metemos los datos en el simulador del Banco de España

Cuando damos a la opción calcular, nos sale el siguiente mensaje …

blank

Quiere esto decir, que la deuda no solo no se reducirá, sino que se irá incrementado todos los meses, porque la cuota mensual no cubre ni los intereses del periodo.

Una regla fácil de recordar. 

La cuota “óptima” la pueden calcular dividiendo el principal de la deuda por el tipo de interés. En nuestro caso, 1.000 / 22 = 45,46 euros mensuales.

Si introducimos estos datos en el simulador del Banco de España…

blank

En este caso, usted habrá amortizado su deuda en menos de dos años, pagando unos intereses totales de 292,08 euros.

Conclusión, puede utilizar las tarjetas de crédito para financiar sus compras pero siempre “con cabeza”:

  1. Antes de financiar una compra, valorar si realmente nos interesa comprar el bien y asumir el sobrecoste por los gastos financieros, 
  2. Nunca asumir deudas que supongan más de un 30% de nuestros ingresos recurrentes.